lunes, 3 de diciembre de 2012

Textos curiosos sobre la época medieval


Descripción de Vasconia y de sus habitantes hecha por el peregrino francés Aimery Picaud en el siglo XII:  

 Navarros y vascos tienen un mismo aspecto y calidad en comidas, vestidos y lengua, pero los vascos presentan un aspecto más blanquecino que los navarros. Los navarros visten con paños negros y cortos hasta las rodillas solamente, al uso de los escoceses, y los calzados, que llaman "lavarcas", hechas de cuero peludo, no acabado, con correas atadas cerca del pie y con las plantas de los pies sólo envueltas; llevan las piernas desnudas. Pero usan capotes de lana oscura, largos hasta los codos a manera de "penule", con bordes, a los que llaman "saias". Si los vieres comer, los considerarías perros o cerdos. Si los oyeres hablar, te acordarías de los perros que ladran, pues tienen una lengua de todo punto bárbara: al Señor llaman "Urcia"; a la Madre de Dios, Andrea María; al pan, "ogui"; al vino, "ardum"; a la carne, "aragui"; al pescado, "araigu"; a la casa, "echea"; al dueño de la casa "iaona"; a la dueña, "andrea"; a la iglesia, "elicera; al prebítero, "belaterra", que se interpreta bella tierra; al trigo, "gari"; al agua, "uric"; al rey, "ereguia"; a Santiago, "Iaona domne Iacue" (...) El navarro o el vasco, cuando camina, suspende del cuello un cuerno, como cazador, y dos o tres dardos, que llaman "auconas". 



"Liber Sancti Iacobi, Codex Calixtinus", Ed. W.MUIR WHITEHILL, trad. A. Moralejo, C. Torres y J. Feo, Santiago de Compostela, 1951, pp. 519-520.  




Sancho III de Navarra y el reparto de sus dominios:  

 l.- También el rey Sancho III  mereció disfrutar  largo tiempo y con felicidad de la compañía de sus hijos, a los que en vida, con gran benignidad, repartió entre ellos sus reinos. A su primogénito García lo puso al frente de los pamploneses; a Fernando, el preferido de su padre le encargó el gobierno de la bélica Castilla; a Ramiro, que había nacido de concubina, le dió Aragón, que era el reino más alejado de todos sus territorios, sin duda para que ante los ojos de los otros hermanos, el ser desigual en el linaje materno, no fuera igual en la herencia de sus estados. 
 2.- Entonces, unos asesinos, parientes suyos, mataron al infante García, pues éste era merecedor de tal venganza. Seguidamente, Sancho III se llevó consigo a la infanta Sancha, a la cual devuelve a Castilla, intenta casarla con su hijo primogénito Ramiro, el que había nacido de una noble señora de Ayvar, pero los castellanos se oponen con toda razón. La infanta Sancha, tres años más tarde, y con el beneplácito de su hermano Vermudo, cuando ya tenía 18 años, casó con el infante Fernando, hijo menor de Sancho III, nacido de su matrimonio con Urraca. Vermudo entregó a Fernando el condado de Castilla.
(...) 

 El rey Sancho III tuvo una larga vejez, y cuando su hijo, el rey García hubo regresado de la ciudad de Roma, murió a consecuencia de una enfermedad en el año 1073. Su hijo Fernando lo enterró, con todos los honores que le eran debidos, en el monasterio de Oña. 

"Crónica Najerense". Estudio preliminar, edición crítica e índices por A., UBIETO ARTETA. Textos medievales, 16, Valencia 1966, p. 91.  

Fuente: http://www.uam.es/departamentos/filoyletras/hmedieval/especifica/cuadernos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario